Resolución: errores frecuentes

Información
La clásica confusión entre centímetro y pulgada.

Una de las causas más comunes de archivos de imágen excesivamente pesados es la confusión entre píxeles por pulgada con píxeles por centímetro, que muchas veces vuelve lento la máquina a la hora de trabajar con ella.

Para empezar, hay que tener en cuenta que 1 pulgada equivale a 2,54 centímetros, por lo que si tuviesemos 100 globos dentro de un cuadrado de 1 pulgada y quisieramos ponerlos dentro de otro de 1 cm seguramente lo debamos compactar.

En el caso de los píxeles sucede lo mismo. Haremos un ejemplo con imágen A y B del mismo tamaño pero con diferente resolución: la imágen A tiene 10 píxeles/pulgada y la B tiene 10 píxeles/centímetro. Como se podrá observar, los píxeles de A son más grandes y necesitan menos cantidad para llenar el lienzo. Sin embargo, la imagen B tiene píxeles más pequeños y necesitan más cantidad para llenar el lienzo del mismo tamaño.

Si necesitamos imprimir una hoja con resolución de 300 píxeles / pulgada y sin embargo está en 300 píxeles / centímetro, el archivo tendrá píxeles más pequeños y en más cantidad y, en consecuencia, más resolución (tal vez más de lo necesario) y más pesado.

En conclusión, es importante tener presente la unidad de medida para configurar la resolución ya que una pulgada es 2,54 veces más grande que un centímetro. El uso de píxel por pulgada es más común pero no significa que el otro sea incorrecto, sólo es necesario establecer correctamente la equivalencia y saber la resolución que necesitamos.

RECUERDE

1 PULGADA = 2,54 CENTÍMETROS
100 píxeles/pulgada = 39,37 píxeles/centímetros
100 píxeles/centímetros = 254 píxeles/pulgada